La FCC aprueba la constelación de satélites de Internet de SpaceX

El mundo se prepara para ir más allá del 5G

 

El ramo de las telecomunicaciones parece estar avanzando a velocidades agigantadas, al parecer la próxima tendencia está en cambiar las antenas celulares inalámbricas por constelaciones de satélites en órbita baja.

 

La Comisión Federal de Comunicaciones en USA, organismo encargado de regular todo lo que es puesto en órbita, acaba de darle luz verde a la empresa de Elon Musk para poner en órbita un enjambre de mini satélites que estarán proveyendo de internet a todo el planeta.

 

El trámite fue un poco tedioso, ya que originalmente la solicitud fue para desplegar la red a una altura entre 1,110 a 1,325 kilómetros de altitud, sin embargo después de algunas pruebas, decidieron que la altura más óptima es la órbita baja de los 550 kilómetros, por lo que fue necesario volver a comenzar el proceso de certificación y permisos.

 

La red de pequeños satélites llamada Starlink tiene como fecha límite el año 2025 para desplegar por lo menos el 50% de la unidades, de lo contrario podrían perder la certificación, meta que no suena complicada considerando que SpaceX cuenta con una infraestructura de cohetes reutilizables que le permiten realizar lanzamientos a bajo costo.

 

Los pequeños satélites del tamaño de una caja de zapatos contarán con propulsores para poder cambiar su trayectoria de ser necesario, además con el poder suficiente de proveer internet de alta velocidad con sólo 15 milisegundos de latencia.

 

SpaceX planea tener por lo menos 12,000 de estas pequeñas unidades en órbita, siendo así la red inalámbrica espacial más ambiciosa de la historia humana. Se espera que en un futuro las comunicaciones de los dispositivos móviles estén basadas en redes orbitales.

 

 

#Follow us on Instagram
A %d blogueros les gusta esto: